miércoles, 26 de marzo de 2014

Abanico "Bambú".

Abanicos Pintados a Mano.

 

Abanico "Bambú".

 

Este es el último abanico que he pintado. He seguido experimentando técnicas sobre madera. Esta vez pinté el varillaje de color verde y después extendí una pátina que, al ser retirada, dió lugar al efecto decapado.

abanicos pintados a mano


A ambos lados de la tela pinté unas hojas de bambú. Decidí llenar el espacio entre ellas con un kanji. Al principio pensé en hacerlo con el siguiente (kanji de bambú):
(kanji: ideogramas utilizados en la escritura japonesa).

abanicos pintados a mano


Sin embargo no me convencía, así que empecé a buscar alguna historia oriental relacionada con el bambú que me diera alguna idea.

...Y la encontré.

Cuenta la leyenda que el cultivo de semillas de Bambú Japonés pone a prueba la paciencia y perseverancia de todo aquel que lo intenta.
Estas semillas requieren, una vez sembradas, de abono y riego constante. Sin embargo, el resultado de estos cuidados no son apreciables durante siete años. Una vez pasado este tiempo la planta crece hasta 30 metros en sólo seis semanas. Durante esos siete años, en los que aparentemente no ocurre nada, la planta ha estado elaborando el entramado de raíces que necesitará posteriormente para sostener su crecimiento. Esos siete años son los que ponen a prueba la paciencia y perseverancia del cultivador, porque algunos abandonarán y otros seguirán adelante.

Después de conocer esta historia decidí utilizar uno de los dos kanjis que componen la palabra perseverancia.

abanicos pintados a mano

(Como curiosidad: esta representación de perseverancia está íntimamente ligada a un arte marcial, el ninjutsu. Viene a significar "la habilidad que se adquiere mediante la paciencia y la perseverancia").

1 comentario:

  1. Bonito abanico, muy original, así como la historia que adjuntas del bambú. Muy completo

    ResponderEliminar

Gracias por contármelo. Vuelve pronto!!! Aquí estaré.