miércoles, 12 de marzo de 2014

Decoupage sobre varillaje de abanico 1.

Abanicos pintados a mano.

Decoupage sobre varillaje de abanico 1.


Cuando se me ocurrió aplicar la técnica del decoupage sobre el varillaje de un abanico no pensé, ni por un momento, en todos los problemas que me podía encontrar. Problemas que he ido solventando sobre la marcha, según iban surgiendo.

(Decoupage: Técnica artesanal que consiste en aplicar, mediante pegamento, una servilleta o papel sobre un material determinado: madera, tela, cristal...etc. Posteriormente se procede a su barnizado, quedando el dibujo de la servilleta o papel integrado en el material elegido).

Después de varios experimentos fallidos, (unos más fallidos que otros), mi conclusión es que hay que prestar atención a los siguientes detalles:

1.- No se puede hacer un buen trabajo de decoupage sobre un abanico tal cual, porque la morfología del mismo lo impide. (Este fue el problema nº 1).
Así que opté por quitar el clavillo al abanico, cortándolo con unos alicates.

(El clavillo es la pieza que une las varillas).

2.- Una vez quitado el clavillo, las varillas quedan sujetas por la tela. Cuanta más tela lleve el abanico más estorbará ésta al realizar el decoupage. Para poder hacer un buen pegado las varillas tienen que estar inmovilizadas, y la tela no ayuda en absoluto.
(Este fue el problema nº 2).
Asi que quité la tela para trabajar con comodidad y para eliminar factores de caos (tengo dos gatos en casa que siempre están "encantados" de ayudarme en los momentos de crisis, en los que es necesario que nada se mueva).

3.- El dibujo que va a quedar integrado en las varillas tiene que seguir una continuidad, por lo tanto las varillas tienen que seguir un orden. Al quitar la tela del abanico cada varilla queda independiente del conjunto. (Este fue le problema nº 3).
Hay que proceder a numerar las varillas. Yo lo hago con pegatinas porque es lo que considero más cómodo.

4.- Cuando le quité la tela al abanico pensé que, ya que tenía que volver a colocarla, podría sustituirla por otra que me gustara más. (Este fue el problema nº 4).
El proceso de plegado y pegado de la tela del abanico lo explicaré en una entrada posterior porque, en si mismo, es complicadillo.

5.- Las varillas de un abanico van montadas una sobre otra, de manera que una parte de cada varilla es visible y otra parte no lo es. Cuando se aplica esta técnica es necesario que se haga únicamente sobre la parte visible de cada varilla. Si se hace sobre la varilla completa el abanico no cerrará. (Este fue el problema nº 5).

Cuando me quise dar cuenta me encontré que en la mesa de trabajo tenía lo siguiente:

abanicos pintados a mano


En fin, unas cuantas horas de trabajo después surgió:

Abanico "Preludio".

abanicos pintados a mano


Decoupage sobre varillaje de abanico con papel de origami. La tela no es la original, la cambié tres veces hasta encontrar la más conveniente.

"Preludio" tiene algunos fallos que he resuelto en abanicos posteriores. Le he llamado así porque supone el inicio de algo distinto, de una nueva fase en la que continuaré trabajando.

5 comentarios:

  1. Una explicación completísima, Almudena, tienes una paciencia inconmensurable y el trabajo, como acostumbamos a decir, es de chinos. Reconozco que al final, haces unos trabajos impecables que resultan preciosos, dignos de una exposición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un trabajo que requiere de paciencia, pero tambien es muy gratificante cuando ves el resultado. Cuanto más cuesta hacer algo más satisface el resultado

      Eliminar
  2. Me encanta, ha quedado precioso

    ResponderEliminar
  3. Todos los abanicos que ha realizado la creadora son preciosos y están perfectamente realizados. Los dibujos son una maravilla, además tiene tal variedad de modelos con distintos colores que siempre encuentras el abanico más adecuado a lo que buscas. Ideales para regalos porque además la creadora te lo envuelve y presenta estupendamente. Sinceramente no he visto en el mercado abanicos más bonitos que éstos.

    ResponderEliminar

Gracias por contármelo. Vuelve pronto!!! Aquí estaré.